Cursos a Distancia - CursosDesdeCasa.com
Estás en: InicioBlog › Las opiniones sobre centros a distancia en Internet

Las opiniones sobre centros a distancia en Internet

Vamos a analizar la credibilidad que nos deben merecer la multitud de opiniones sobre los centros a distancia, que tanto abundan en foros y blogs en Internet. También vamos a dar unas recomendaciones para que seamos todos un poco más críticos con lo que leemos en la web.

Lamentablemente Internet, y en especial los foros y comentarios en los blogs, se han convertido en el lugar por excelencia donde volcar toda la negatividad en un momento de frustración. Hasta el punto de que un malentendido, o un error puntual, pueden dañar injustamente la imagen de un centro de estudios online, o peor, confundir a futuros alumnos en sus decisiones.

El caso más curioso, y el que en el fondo ha inspirado este artículo es el de una chica que, en un foro, afirmaba estar asustada por haberse matriculado en un centro online del que, para no dañar injustamente a nadie, omitiremos el nombre. La protagonista de este párrafo se había matriculado en un curso cuyo temario le había parecido apropiado, en un centro a distancia bastante conocido. Tras la matrícula se dedicó a buscar en Internet opiniones y a partir de esa búsqueda, llega a la conclusión de que se ha equivocado con su elección, pues las opiniones son mayoritariamente negativas.

Empecemos por analizar la última afirmación: que las opiniones son “mayoritariamente negativas”. Para poder extraer conclusiones correctas acerca de una opinión mayoritaria, primero debemos asegurar que se ha preguntado esa opinión a las personas adecuadas. Como estamos hablando de la opinión de un centro de estudios a distancia, deberemos preguntar únicamente a quienes han tenido alguna experiencia con ese centro concreto. Éstos son los ex alumnos, o los alumnos actuales que estén matriculados en algún curso de ese centro. Cualquier otra persona no está legitimada para dar una opinión válida.

Ya hemos acotado el quién, a quiénes debemos preguntar para poder formarnos una opinión válida y útil sobre el centro que nos interesa. Este conjunto de personas que hemos concretado, es lo que en estadística se llamaría la población de estudio. Tras acotar este conjunto nos encontramos con que será de unas proporciones imposibles. Seguramente los ex alumnos se contarán por miles y, tratándose de centros a distancia, estarán desperdigados por todo el territorio español y posiblemente también en el extranjero.

No es, por lo tanto, ni práctico ni realista pretender conocer la opinión que todos y cada uno de esos ex alumnos tienen del centro en cuestión. Pero gracias a la estadística sabemos que es posible conocer esa opinión mayoritaria preguntando solo a unos pocos. Es lo que se llama muestreo, esto es, preguntar a unos pocos que serán la muestra, para conocer la opinión mayoritaria sobre el centro.

Resulta que esta muestra, este grupo reducido al que preguntar y que representará la opinión promedio que se tiene sobre el centro, no puede elegirse de cualquier manera. Deben cumplirse varios requisitos matemáticos, y el más importante de todos ellos es que los miembros de la muestra, sean elegidos al azar de entre todos los miembros de la población de estudio, que en el caso que nos atañe se forma de todos los ex alumnos o alumnos actuales del centro.

Ahora debemos hacernos la siguiente pregunta:

¿Quiénes escriben las opiniones que leemos en Internet?

La mayoría de los alumnos que estudian en un centro a distancia, finalizan sus estudios y se dedican a otra cosa sin mayores consideraciones. Sin embargo, aquellos que hayan tenido alguna dificultad con el centro, sea de la índole que sea, estarán deseando hacerlo público. Seguramente no con mala intención, desde luego, lo más probable es que solo quieran avisar a otros.

La cuestión es, este grupo de personas que han sufrido una mala experiencia con el centro, ¿se pueden considerar una muestra aleatoria y representativa de todos los ex alumnos del centro? La respuesta es que no. Están relacionados todos ellos por haber sufrido una mala experiencia, y no forman un conjunto representativo del total. Una muestra correcta, a la que se podría creer, estaría elegida completamente al azar –por ejemplo mediante un sorteo– en el que participaran todos los alumnos y ex alumnos.

De nuevo volviendo a la estadística, a esta situación se la llama muestra sesgada, lo que significa, en nuestro caso práctico, que en promedio, la opinión de quienes han tenido una mala experiencia tenderá a ser más negativa que la del conjunto de todos los alumnos y ex alumnos.

Así, cuando se leen opiniones negativas en Internet, es muy importante tener presente este hecho. Las opiniones negativas no representan a la mayoría, solo a una muestra sesgada.

¿Significa esto que no debemos leer ni tener en cuenta las opiniones de otros en Internet?

¡En absoluto! Las opiniones que llenan foros y comentarios en la web son una información muy valiosa para un consumidor inteligente. Son experiencias reales vividas por otras personas y nos pueden avisar de ciertas deficiencias o de la mejor manera de hacer las cosas. Pero debemos saber interpretarlas, y sobre todo, debemos ser conscientes de que provienen de una muestra sesgada que no representa la opinión mayoritaria.

Entonces ¿cómo deben interpretarse las opiniones que leemos en la web?

Un consumidor inteligente aprovechará toda la información de que disponga, pero la usará de forma correcta y tomará decisiones en base a ese uso correcto. Todas las opiniones negativas que se tengan sobre un centro deben entenderse como una cota. Ya sabemos que proceden de una muestra sesgada, pero nos proporcionan información de lo peor que nos podemos encontrar.

Si hemos leído todas las desgracias publicadas online, que le han sucedido a los estudiantes de un centro concreto, y vemos que lo peor es que los materiales de estudio no eran de buena calidad (según su opinión), podemos descartar todo lo que es peor que eso. Es decir, las opiniones en Internet, aun proviniendo de una muestra sesgada que no representa el total, nos permite establecer cotas.

Si esas opiniones negativas nos parecen aceptables sabiendo que es lo peor que nos podemos encontrar, y por tanto, que en un caso promedio no nos sucederán a nosotros, entonces adelante, no hay porqué temer que nada malo nos vaya a suceder. Siguiendo con el ejemplo anterior, si lo peor que se dice de un centro es que sus materiales son de baja calidad, nos aseguraremos de poder conseguir unos materiales alternativos que los complementen, como libros o apuntes de algún amigo, si resultara que a nosotros también nos parecen de baja calidad.

Como conclusión

Debemos ser capaces de entender lo que leemos en Internet y situarlo en el contexto de quienes lo escriben. Debemos poder identificar casos donde las opiniones provienen de un subconjunto sesgado que no representa a la mayoría, y usar la información que nos aportan de manera inteligente, como una cota y no como un promedio.

Finalmente, en el ámbito educativo, los adultos que estudiamos a distancia debemos tener presente que ya no estamos en el colegio. Debemos tener más confianza en nosotros mismos. Un centro de estudios no es el responsable de nuestro aprendizaje, lo somos nosotros. Debemos ver a los centros de estudios como herramientas que usamos para aprender. No podemos ir con la idea de que nos van a formar, sino pensando que nosotros nos vamos a formar y que ellos nos pueden ayudar en ese proceso. Los centros nos aportarán materiales, profesores y un ambiente de estudio, con consultores y compañeros que nos pueden ayudar con nuestras dudas, pero los que estudiamos y aprendemos somos nosotros. No podemos relegar esa responsabilidad en nadie más.

Buscador de Cursos

 

búsquedas frecuentes:

cursos de enfermería
cursos para administrativos
cursos de electricista

Cursos relacionados

RSS Suscríbete a nuestro blog!

Con RSS puedes suscribirte gratis a los contenidos del blog de Cursos Desde Casa.

La dirección del RSS es:
http://www.cursosdesdecasa.com/blog/rss.xml

Comparte el artículo

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti
© 2010-2017 | notas legales | contacto | blog | centros

cursos: diseño y artísticos | empresariales | enseñanza | idiomas | informática | moda y estética | oposiciones y exámenes | sanidad | técnicos y oficios