Cursos a Distancia - CursosDesdeCasa.com Empresariales Área de Empresariales
Estás en: InicioEmpresarialesCursos de marketing › El concepto de mercado y su comportamiento

El concepto de mercado y su comportamiento

Un mercado es un sistema (a veces también un lugar) donde las personas negocian e intercambian bienes y servicios. Los mercados se rigen por unas leyes económicas que, de la misma manera que las leyes de la física, se pueden estudiar científicamente y pueden ayudar a prever la evolución y el comportamiento de un mercado, las más importantes y conocidas son la oferta y la demanda.

El comportamiento de la oferta y la demanda en un mercado

La ley de la oferta

La ley de la oferta es una relación positiva (función de pendiente positiva), entre el precio de un bien o servicio y la cantidad ofrecida del mismo en el mercado. Indica que al aumentar el precio de un bien o servicio, los productores estarán dispuestos a ofrecer más cantidad del mismo. La curva de oferta de mercado se obtiene sumando todas las cantidades ofrecidas por todos los productores.

La ley de la demanda y los motivos

Por otro lado, la ley de la demanda de un bien o servicio es la cantidad del mencionado bien que los consumidores pueden y están dispuestos a comprar. La curva de demanda presenta una pendiente negativa, indicando así una relación negativa entre precio y cantidad. Es decir, cuando se encarece un producto, disminuye la cantidad que se demanda de éste.

Los motivos de que esto suceda son los siguientes:

La disposición a comprar depende de los siguientes factores:

Para estudiar la demanda se aplica la cláusula ceteris paribus, que es una simplificación que consiste en considerar constantes todos los factores excepto uno. Como la demanda es una función Qd = f(P, G, Y, P_ot), se considera que P es la única variable y los otros valores se toman como constantes o parámetros de la función, entonces se usa la notación Qd = f(P | G, Y, P_ot).

La curva de la demanda del mercado se obtiene sumando todas las cantidades demandadas por todos los consumidores del mercado para ese bien o servicio en cuestión.

El equilibrio del mercado

El equilibrio del mercado se dará cuando la cantidad de un bien o servicio que los consumidores están dispuestos a comprar, sea la misma que los productores están dispuestos a ofrecer, para un mismo precio. Este punto se corresponde con la intersección de las antes mencionadas curvas de oferta y de demanda. El precio que le corresponde a esta situación se llama precio de equilibrio y la cantidad asociada se llama cantidad de equilibrio.

Como ejemplo, vamos a tomar el mercado inmobiliario español en 2006 y en 2009:

Como se ha visto con el ejemplo, todos los mercados cumplen la ley de la oferta y la demanda, incluso los que pudieran parecer más estables e invariables. Estos desajustes temporales, cuando se dan con los precios al alza, se denominan burbujas financieras o burbujas económicas.

El concepto de elasticidad en economía

En general, la elasticidad de una variable respecto de otra, es el grado de respuesta de la primera cuando se producen variaciones en la segunda.

Así, en el ámbito del mercado, se estudiarán las elasticidades de la oferta y la demanda respecto de las variaciones que se puedan producir en el precio.

Elasticidad de la demanda

Se define como elasticidad-precio de la demanda (y se denota por ED) al grado de respuesta en Q (la cantidad demandada) de un bien frente a variaciones en su precio P.

ED = variación de Q / variación de P.

donde la variación de Q debe calcularse como:

variación de Q = (Q final - Q inicial) / Q inicial.

Si además se multiplica Q por 100, se obtiene la variación de Q en forma de porcentaje. La variación de P se calcula de manera análoga. También hay que mencionar que, para mayor comodidad, se suele trabajar con valores negativos para la elasticidad-precio de la demanda, ya que se corresponde con la pendiente de la curva de demanda que, por definición, es negativa, aunque aquí, para simplificar, lo dejaremos con números positivos. La elasticidad así definida es distinta para variaciones al alza que para variaciones a la baja en el precio. Por eso, en economía también se define la elasticidad-arco, que no es más que otra versión del mismo concepto.

La demanda se clasifica según su elasticidad:

Vamos a verlo con un ejemplo: Un productor vende 20 unidades diarias de un bien a 1000€. Si decide subir el precio del bien a 1200€, la cantidad de unidades vendidas se reduce a 10. Así tenemos que la variación de Q es (20-10)/20 = 0.5, y la variación de P es (1200-1000)/1000 = 0.2. Si se calcula la elasticidad-precio de la demanda ED queda ED = 0.5/0.2 = 2.5.

En el ejemplo, ED > 1, es decir que el bien estudiado presenta una demanda muy elástica. Esto se corresponde con el enunciado del ejemplo: el productor ha aumentado el precio solo en 200€ (un 20%), y como contrapartida ha reducido las ventas a la mitad.

En un ejemplo de un bien con demanda inelástica, el productor podría subir el precio en 200€, pero las ventas no se reducían tanto, podrían reducirse por ejemplo en solo un 5%.

Factores que inciden en la elasticidad de la demanda de un bien

Viendo los ejemplos anteriores, uno puede preguntarse porqué no todos los bienes responden de la misma manera antes variaciones de su precio. Esto se debe a diversos motivos:

Por ejemplo, el tabaco y los combustibles presentan demandas muy inelásticas. Los consumidores que los necesitan no estarán dispuestos o no podrán reducir su consumo aunque se suban los precios. Por ese motivo estos bienes tienen mayores impuestos, ya que los gobiernos se aprovechan de su demanda inelástica para grabarlos más que a otros productos.

Otro ejemplo con demanda inelástica, pero por otro motivo, sería la prensa o las revistas. Ya que, en general, estos bienes suponen un gasto pequeño, aunque se suba el precio no se reducirá notablemente su consumo.

Un ejemplo contrario pueden ser las ofertas de viajes y ocio para vacaciones. Al existir muchos servicios sustitutivos y mucha competencia, un aumento en el precio reduciría drásticamente su consumo. En términos económicos, se dice que estos servicios presentan una demanda muy elástica.

Casos teóricos

En el caso extremo (teórico) de que la curva Qd fuera totalmente vertical, se dice que tiene una demanda rígida o perfectamente inelástica. Si esto se produjese, se podría fijar cualquier precio para ese bien, ya que la cantidad demandada no disminuiría.

Elasticidad de la oferta y el factor tiempo

La elasticidad-precio de la oferta (EO) de un bien o servicio, mide el grado de respuesta en Q, la cantidad ofrecida) del bien, frente a variaciones de su precio. La fórmula para calcular EO es análoga a la fórmula de ED.

Los tipos de oferta según su elasticidad se definen igual que en el caso de la elasticidad-precio de la demanda. Así tendremos que si EO es menor que 1, la oferta será inelástica, mientras que si EO es mayor que 1 la oferta será elástica.

En el caso de la elasticidad de la oferta, el principal factor es el tiempo. A corto plazo los productores tienen una capacidad productiva determinada que no es fácil de variar en poco tiempo. Por lo tanto, a corto plazo la oferta es inelástica.

En cambio a medio o largo plazo los productores tendrán tiempo de variar sus volúmenes de producción y adaptarse a los cambios del mercado, por lo que la elasticidad de la oferta será más elástica conforme se avance el tiempo.

Buscador de Cursos

 

búsquedas frecuentes:

cursos de enfermería
cursos para administrativos
cursos de electricista

Cursos relacionados

Comparte el artículo

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti
© 2010-2014 | notas legales | contacto | blog | centros

cursos: diseño y artísticos | empresariales | enseñanza | idiomas | informática | moda y estética | oposiciones y exámenes | sanidad | técnicos y oficios